Archivo de la etiqueta: Ministerio

Las cloacas de Interior

Documental de MEDIAPRO publicado en YouTube.

“Las malas prácticas y la corrupción en el Ministerio del Interior a partir de las grabaciones entre el ministro Jorge Fernández Díaz y Daniel de Alfonso que reveló el diario Público en junio de 2016. Con testimonio en exclusiva de dos comisarios y un sargento de la guardia civil, desvela una red de intereses y corruptelas que va más allá de la persecución a los enemigos políticos, que configura una trama de favoritismos y corruptelas que implica a policías, jueces, fiscales y empresarios: una estructura dentro del estado que ofrece sus servicios a los más poderosos. El documental repasa también las malas prácticas en el Ministerio del Interior desde el inicio de la transición.”

Ministros que saben de lo que hablan

A pesar de constatar con posterioridad que el total de votos a los dos partidos mayoritarios supuso el 51% del total de españoles censados, el 7 de Noviembre de 2011 se celebró el polémico debate únicamente ‘a dos’, que encaró a los líderes de los dos partidos responsables de la gestión política de los últimos treinta años. Era el momento perfecto para que el candidato al que todas las encuestas daban como ganador, Mariano Rajoy Brey, profundizara en las medidas a adoptar tras llegar al gobierno. Sin embargo, y probablemente por saberse ganador, se limitó a decir en aquella ocasión: «en primer lugar un cambio político, en segundo lugar un gobierno competente con ministros que sepan de lo que hablan, en tercer lugar decir la verdad y no engañar a la gente, y en cuarto lugar tener un plan.».

En cuanto al cambio político, resulta evidente que no ha sido tal, y que el único cambio pretendido es que el ciudadano se haga cargo, a través de impuestos y de ceder derechos y prestaciones, de una deuda que tiene su origen en una estafa piramidal, en la que unos activos tóxicos han ido trasfiriéndose como una patata caliente hasta llegar a la base de la pirámide. El plan del que hablaba Rajoy: la conducción de esa deuda, a través de artimañas legales, a golpe de decreto-ley, hacia la cuenta corriente del ciudadano de pie, sin ningún perjuicio para otros ciudadanos de primer orden implicados de lleno en dicha estafa.

En lo que se refiere a decir la verdad y no engañar a la gente, la “lógica aplastante” de los argumentos de los responsables de las carteras, habla por sí sola:
– Para que la sanidad siga siendo gratuita, se desglosa en tres modalidades poniendo precio a determinados servicios. Para que continúe siendo universal, se expulsa de ella a determinados colectivos.
– Para salvaguardar los derechos de los trabajadores, se liquidan las leyes laborales. Para proteger a los colectivos más vulnerables, se penaliza al jubilado y al enfermo.
– Para defender la igualdad de oportunidades en la educación, se ponen por las nubes las tasas universitarias. Para que continúe siendo pública, se estimula su privatización.
– Para mantener el orden público se endurecen las penas a manifestantes mientras se amnistía a delicuentes poderosos. Adicionalmente se ofrecen escapatorias fiscales abriendo aún más las puertas a los defraudadores patológicos.
– Para mantener la soberanía, se anteponen las necesidades de mercados extranjeros obedeciendo sin rechistar.

Como ejemplo de lo que Mariano Rajoy entiende por gobierno competente con ministros que sepan de lo que hablan, aquí dejo un video sobre la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que recoge su repertorio ante la prensa -haciendo gala de sus aptitudes-, para explicar las medidas que ha hecho públicas su ministerio y que sólo responden a intereses recaudatorios. El que no tenga claro a estas alturas que estas medidas vienen dictadas por el Ministerio de Hacienda -y que en el de sanidad se ha ‘colocado’ a un títere-, que reflexione sobre si las medidas han podido salir de la cabeza de esta ministra. Digo yo que si hubiera sido así, al menos las recordaría (el vídeo original dejó de estar disponible y cada cierto tiempo tengo que volver a buscarlo, es probable que vuelva a ocurrir en adelante).

Por fin habló Zaratustra

Pocas son las medidas concretas que hasta la fecha hemos podido escuchar de labios del ya presidente del gobierno, D. Mariano Rajoy Brey, y mucho me temo, por lo que se deduce de hechos como el acontecido tras el nombramiento de los ministros cuando el líder de PP ha rehusado responder a las preguntas de la prensa, que la transparencia que empezaba a vislumbrarse con la llegada de Zapatero -se le podrá acusar de muchas cosas pero el cambio con respecto al anterior presidente fue significativo- se va a esfumar de un plumazo para volver a la falta de comunicación y a la desinformación de la época de Aznar.

Sin embargo, después de haber tomado nota de las carteras ministeriales, uno puede ir conformando en su mente la idea del gobierno que Rajoy puede tener concebida para la difícil legislatura que ahora arranca. En mi opnión, y en la de infinidad de personas visto el revuelo que se ha levantado, los nombramientos no tienen desperdicio y serían dignos de un exhaustivo análisis, cada cartera por separado, pero ahora me gustaría centrarme en los ministerios de “Economía y Competitividad” y de “Defensa”.

MINISTRO DE ECONOMÍA Y COMPETITIVIDAD
Siguiendo con las políticas de colocar a tecnócratas en las poltronas de poder como ocurrió en Grecia, Italia o en el B.C.E., con ex Goldman Sachs, Mariano Rajoy ha optado por poner al frente de este ministerio a un ex Lehman Brothers, Luis de Guindos, el hombre que dirigió la filial en España del gigante que arrastró a la economía mundial con su quiebra, un economista que allá por Junio de 2008 dijo que la reestructuración de la matriz por sus errores con las hipotecas no tendría repercusión aquí y se encontró meses después echando el cierre. Llama además la atención la coletilla de ‘competitividad’ para la cartera, un eufemismo para referirse al abaratamiento del producto español que imaginamos quienes tienen pensado que terminen padeciendo.

MINISTRO DE DEFENSA (LA BOMBA)
Pedro Morenés, como la mayoría de los antiguos altos cargos del PP ha formado parte de los consejos de administración de Telefónica y Tabacalera. Ha sido secretario de Estado de Defensa del gobierno de José María Aznar entre 1996 y 2000, secretario de Estado de seguridad (2000-2002) y secretario de Estado de Ciencia y Tecnología (2002-2004). La salida del poder de PP -con las lamentables circunstancias del 11 de Marzo como consecuencia de la participación española en la guerra de Irak- le llevan a continuar su labor en el sector privado como consejero de la empresa de fabricación de bombas de racimo Instalaza S.A., empresa que quiebra precisamente cuando se prohiben este tipo de armas, pero que antes de echar el cierre tiene tiempo de venderlas a Libia para que hace unos meses, Gadafi las empleara. Siguiendo en la línea de buscar beneficios económicos con ‘lo militar’, ha jugado un papel clave en la profesionalización del ejército español. A los méritos adquiridos de la Gran Cruz de Isabel la Católica, la Cruz de Plata de la Guardia Civil, y la medalla al mérito Policial, habrá que añadir ahora el sueldo vitalicio que puede conquistar como ministro de defensa.